El orden de los apellidos de los hijos puede ser cambiado, y que, en lugar de que figure primero el del padre, hagamos hacer constar el de la madre.

En caso de desacuerdo entre los progenitores, rige lo dispuesto por ley, que el primer apellido sea el del padre, y que el segundo sea el de la madre.

Ya como última vía deben los progenitores acudir a los tribunales.

Puede suceder, también, que tras hacerse la inscripción en Registro Civil con el apellido de uno de los progenitores, después, el otro quiera modificar por el suyo el apellido de los hijos.

Este es el supuesto de un padre que no reconoció a su hijo desde su nacimiento, y la madre lo inscribe con el apellido propio.

Regirá siempre el interés superior del menor, para decantarse el juzgado sobre si procede o no el cambio del orden de los apellidos de los hijos.

En el caso que vemos hoy, un Juzgado decide cambiar el orden de los apellidos del hijo, que cuenta con 3 años de edad, y que figure en primer lugar el del padre.

Se fundamenta, para ello, en la falta de prueba de que prime, en interés del menor, mantener el apellido de la madre que figura inscrito hasta ese momento.

Especialmente dada la corta edad del menor, así como en la escasa notoriedad alcanzada por el menor con ese apellido.

La Audiencia Provincial vuelve a permitir el cambio del orden del apellido.

Considera la AP que no daña la imagen del menor el cambio del apellido, del que ha hecho uso corto tiempo, reforzado con el hecho de no usarlo aun por no inscribirse en centro escolar alguno.

Ha tenido tiempo suficiente para asentarse familiar, social y sanitariamente con el apellido inscrito.

Es el Tribunal Supremo, sal civil, el que finalmente se decanta por no permitir el cambio del orden de los apellidos del menor.

Cumplidos los 4 años en ese momento, ha tenido tiempo suficiente para asentarse familiar, social y sanitariamente con el apellido inscrito.

Es por ello que , la cuestión a responder en estos casos es, según el TS, si sería beneficioso el cambio de orden, y no si le perjudica al menor.

Es la sentencia del TS, sala civil, nº 299/2017, de fecha 16/05/2017, rec. 3339/2016.