El trabajo a distancia, quedó instaurado prácticamente en todos los sectores de actividad, a raíz de la pandemia por COVID-19.
Su característica principal es que se desempeña fuera del centro habitual de la empresa.
Definido en el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores, según redacción del año 2015 como:
“aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa”.
El teletrabajo, es una forma de prestar tus servicios, añadiendo el uso de las nuevas tecnologías.
Así lo define una reciente Ley de trabajo a distancia, que se publica en el mes de julio de 2021.

Podría llegarse a un acuerdo entre las partes, en el que se tenga en cuenta qué cantidad en proporción compensaría la empresa al empleado, respecto del importe total de la factura, y en atención al número de horas trabajadas desde casa.

En su artículo 5, el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, establece la preferencia del trabajo a distancia frente a la modalidad presencial.
Solo será posible la modalidad de teletrabajo si antes la empresa adopta nuevas medidas para su desempeño eficaz.
Medios consistentes fundamentalmente en equipos y herramientas con los que poder realizar su actividad.
A toda empresa se le pide que instaure estas nuevas medidas siempre que concurran estas circunstancias:
-tener posibilidades técnicas y,
– proporcionalidad con el esfuerzo de adaptación.

1.-¿ Tengo derecho a que me abonen y compensen los gastos que conlleva el teletrabajo?.
En caso de no disponer de un ordenador en casa, es la empresa la que deberá proporcionar uno a sus empleados.
En caso de que la empresa opte por abonar el suyo a sus empleados, también podrá compensarles por el gasto sufragado.
Igualmente, la wifi puede ser un gasto a compensar por la empresa, así como el de la luz.
Si bien podría llegarse a un acuerdo entre las partes, en el que se tenga en cuenta qué cantidad en proporción compensaría la empresa al empelado, respecto del importe total de la factura, y en atención al número de horas trabajadas desde casa.

De hecho se prevé en esta nueva Ley que los convenios o acuerdos colectivos sean los que establezcan la forma de compensar y abonar este tipo de gastos.

2.- ¿Qué contenido o información mínima debe contener el acuerdo sobre el trabajo a distancia?.

-Inventario de los medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del trabajo a distancia concertado, incluidos los consumibles y los elementos muebles, así como de la vida útil o periodo máximo para la renovación de estos.

-Enumeración de los gastos que pudiera tener la persona trabajadora por el hecho de prestar servicios a distancia, así como forma de cuantificación de la compensación que obligatoriamente debe abonar la empresa y momento y forma para realizar la misma, que se corresponderá, de existir, con la previsión recogida en el convenio o acuerdo colectivo de aplicación.

-Horario de trabajo de la persona trabajadora y dentro de él, en su caso, reglas de disponibilidad.

-Porcentaje y distribución entre trabajo presencial y trabajo a distancia, en su caso.

-Centro de trabajo de la empresa al que queda adscrita la persona trabajadora a distancia y donde, en su caso, desarrollará la parte de la jornada de trabajo presencial.

– Lugar de trabajo a distancia elegido por la persona trabajadora para el desarrollo del trabajo a distancia.

– Duración de plazos de preaviso para el ejercicio de las situaciones de reversibilidad, en su caso.

– Medios de control empresarial de la actividad.

-Procedimiento a seguir en el caso de producirse dificultades técnicas que impidan el normal desarrollo del trabajo a distancia.

– Instrucciones dictadas por la empresa, con la participación de la representación legal de las personas trabajadoras, en materia de protección de datos, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.

-Instrucciones dictadas por la empresa, previa información a la representación legal de las personas trabajadoras, sobre seguridad de la información, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.

-Duración del acuerdo de trabajo a distancia.

Todo ello, sin olvidar el papel fundamental que mantiene el contenido de los convenios o acuerdos colectivos.

Una ventaja del teletrabajo es la flexibilidad en la forma de gestionar los tiempos de trabajo y de descanso, y poder mejorar la conciliación familiar y laboral.

3.– ¿Cuáles son las ventajas del teletrabajo?.

-Flexibilidad en la forma de gestionar los tiempos de trabajo y de descanso, y poder mejorar la conciliación familiar y laboral.

-Reducción de costes para las empresas en los centros de trabajo.

-Reducción de costes en los desplazamientos, ya sea en transporte público como en privado.

-Fijación dentro del territorio de los empleados, especialmente en zonas rurales.

-Reducción del absentismo.

Una desventaja del teletrabajo es el denominado tecnoestrés, horario continuo, fatiga informática, conectividad digital permanente.

4.- ¿Cuáles son los inconvenientes del teletrabajo?.

-Protección de datos, brechas de seguridad.

-Tecnoestrés, horario continuo, fatiga informática, conectividad digital permanente.

-Mayor aislamiento laboral.

-Pérdida de la identidad corporativa.

-Deficiencias en el intercambio de información entre las personas que trabajan presencialmente y las que lo hacen solo a distancia.

-Dificultades por la falta de servicios básicos en el territorio,  conectividad digital.

-Traslado a la persona trabajadora de los costes de la actividad productiva sin compensación alguna, etc…

El plazo otorgado a las empresas para adecuar los acuerdos al contenido mínimo de esta nueva Ley es de 3 meses

5.- Qué pasa con el teletrabajo a distancia anterior a esta nueva Ley.-

A estas personas les será aplicable igualmente esta regulación pero una vez pierdan vigencia los acuerdos o convenios colectivos por los que fueron reguladas las condiciones del teletrabajo.

Puede ocurrir que, dichos acuerdos o convenios no contengan plazo específico para mantener su vigencia.

En este caso, esta nueva Ley les será aplicable, pero solo transcurrido 1 año desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

También pueden las partes acordar ampliar este periodo de 1 año, pero solo hasta un máximo de 3 años.

6.- Y si tenía ya reconocidas unas condiciones más beneficiosas a las establecidas en este nueva Ley, en el acuerdo suscrito con la empresa?.

En este supuesto, la empresa tiene la obligación de mantener dichas condiciones al empleado.

La nueva ley no permite a las empresas compensar, absorber derechos o condiciones más beneficiosas reflejadas en un previo acuerdo de trabajo a distancia.

7.- ¿Cuál es el plazo para adecuar los acuerdos al contenido mínimo de esta nueva Ley?.

El plazo otorgado a las empresas es de 3 meses.

El día del inicio del cómputo dependerá del momento en que resulte aplicable el contenido de esta nueva Ley, conforme lo señalado en el apartado 5.

8.- Las infracciones de las empresas en los acuerdos suscritos, anteriores a esta nueva Ley , conforme a qué normativa serán sancionados?

Está prevista la sanción conforme a las cuantías sancionatorias previstas antes de dicha fecha.

A partir de la entrada en vigor de la Ley 10/2021, de 9 de julio, la cuantía de las sanciones serán ya las nuevas señaladas en esta Ley.

Es la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia.